La belleza de los ibirá pitá en la Costanera

0
358

En distintos puntos de la ciudad las flores amarillas de los ibirá pitá se roban el protagonismo en el mes enero. Su nombre tiene raíces en el pueblo guaraní y fue rebautizado por una historia de fraternidad sudamericana que involucra a Paraguay, Uruguay y Argentina.

En enero florecen los ibirá pitá, árbol cuyo nombre botánico es Peltophorum dubium; en la jerga popular quiere decir “de madera colorada”, pero se dice y se escribe con diferentes fonéticas y ortografías: virapitá, ybirá pitá o cañafístula, en Brasil.
La historia dice que es el árbol junto al que José Gervasio Artigas pasó los últimos años de su vida, en el exilio paraguayo, de allí su otro nombre “el árbol de Artigas”.

Por la elegancia de su fuste, las características de su follaje, que lo pierde tardíamente y los ramilletes cónicos de vistosas flores amarillas, que sobresalen por arriba de sus copas en los meses de diciembre hasta abril.

Es un importante árbol nativo, su madera es valiosa, de color rojos, muy resistente y con un muy lindo veteado. Sus hojas, semillas y raíces se utilizan en medicina.

Leave a reply