Confirman 3 años de Prisión para 2 policías que golpearon a un joven en Curuzú Cuatiá

0
910

El Tribunal de Juicio de Mercedes los encontró responsables del delito de Vejaciones Ilegales y aplicó la pena de tres años de prisión en suspenso e inhabilitación por seis años.
La Corte Provincial, mediante sentencia penal N° 5/21 confirmó la sentencia del Tribunal de Juicio de Mercedes que condenó a Walter Nazareno Fernández y José Antonio Vargas, a la pena de tres años de prisión en suspenso e inhabilitación por seis años, por encontrarlos responsables del delito de Vejaciones Ilegales.
Estos delitos, están previstos y penados en los artículos 45 y 144 bis inc. 2°, 1° supuesto del Código Penal. Al momento de cometerse el hecho, eran personal de la policía de la provincia.
El incidente ocurrió el 20 de octubre de 2012, alrededor de la 1 de la madrugada, la víctima fue hasta un kiosco cerca de su casa, y un vecino -que era policía- junto a otras personas lo agredieron y le arrojaron piedras.
Pidió a su hermano que lo acompañara a hablar con el grupo agresor y cuando estaban en el lugar llegó una camioneta de la Policía de la Provincia. En este vehículo se trasladaban los condenados. La víctima salió a correr y lo alcanzaron en el fondo de un terreno donde lo golpearon.
Al ver que sangraba mucho la nariz, lo cargaron en la camioneta y lo llevaron hasta el Hospital “Fernando Irastorza”. El médico que lo atendió constató la existencia de lesiones que quedaron como rastros o vestigios de la golpiza recibida, en los brazos, abdomen, piernas, tórax y rostro.
Durante el debate el imputado Vargas se negó a declarar. La defensa de los policías rechazó también la tipificación establecida por el tribunal, de apremios ilegales y Vejaciones ilegales.
La defensa también apeló a la juventud, la falta de experiencia dentro de la fuerza policial y que haya sido su primer pena, para tratar de exculpar a los imputados. Pero le falló esta estrategia.
En uno de los extractos del fallo lo integrantes del Superior Tribunal de Justicia sostienen que, las alegaciones defensivas, referente a que eran “delincuentes primarios o su juventud”, no pueden ser justificantes de la actitud asumida en la ocasión por estos funcionarios policiales, que han demostrado con su accionar, que incumplieron el deber primigenio de la autoridad policial, que es la de proteger a la sociedad civil y no infligirles castigos.
“Esos castigos exceden la actividad que le es propia, y de allí también es que el cambio de calificación efectuado por el Tribunal de juicio, fue más que correcto jurídicamente al encuadrar el accionar en “vejaciones” y no en “apremios”, remarca el voto.
Fuente: Prensa del STJ

Leave a reply