ANSES prorrogó hasta fin de año la suspensión del trámite de la supervivencia para percibir los haberes

0
272

En el marco de la pandemia del coronavirus que continúa afectando a la Argentina, el Gobierno
decidió prorrogar nuevamente y hasta fin de año la suspensión del trámite de actualización de
Fe de Vida por parte de los jubilados y pensionados del Sistema Integrado Previsional Argentino
(SIPA). Lo hizo a través de la Resolución 389/2020, que fue publicada este sábado en el Boletín
Oficial.

La medida, que lleva la firma de la directora de la Administración Nacional de la Seguridad
Social (ANSeS), Fernanda Raverta, tiene como objetivo garantizar “el cobro de las prestaciones
puestas al pago durante los meses de noviembre y diciembre de 2020”.
Además, durante este mismo período los beneficiarios “que se encuentran ausentes del país y que
perciben sus haberes a través de la figura de Banco Apoderado podrán -en forma excepcional-
presentar el certificado de supervivencia semestral” ante la institución monetaria
correspondiente.
Si bien este trámite presencial está suspendido provisoriamente a causa del COVID-19, desde
septiembre la ANSeS puso a disposición una plataforma denominada Certificado Digital de Hechos
Vitales (CDHV) que permite, entre otras cuestiones, que siete millones de jubilados no deban
movilizarse más para obtener la Fe de Vida, lo que antes de la cuarentena implicaba cerca de 28
millones de gestiones por año.
Puntualmente, lo que se logra con esta herramienta es contar con documentación mediante la cual
se comprueban los hechos vitales de los ciudadanos (nacimientos y defunciones). Esta
información es confeccionada por médicos matriculados e inscripta a tal fin con firma digital
registrada.
El sistema, que está a cargo del Registro Nacional de las Personas (Renaper), dependiente del
Ministerio del Interior, cuenta con una articulación federal con las 24 jurisdicciones del
país, junto a los ministerios de Salud provinciales, PAMI, instituciones financieras y otros
organismos públicos y privados.
De esta manera, es posible que las diferentes instituciones involucradas en el proceso cuenten
con información digital en tiempo real para la realización de políticas sanitarias, de
previsión social, de identidad y de inclusión financiera.
“Este convenio permite cuidar en materia de salud a nuestros jubilados y jubiladas, y resolver
de manera inteligente el trámite de Fe de Vida. Se trata de facilitar el intercambio de
información entre organismos nacionales y provinciales que impactará directamente en nuestra
base de datos”, destacó Raverta durante la presentación de estos certificados digitales.
Entre los considerandos de la Resolución de este sábado, la ANSeS señaló que “resulta necesario
continuar tomando medidas excepcionales y urgentes a fin de minimizar los riesgos de la salud
pública, en concordancia con las medidas dispuestas por el Estado Nacional”.
En este sentido, el organismo resaltó que, teniendo en cuenta “el resultado del relevamiento
realizado entre las Entidades Pagadoras, referido a la implementación de procedimientos
complementarios no presenciales para el control de fe de vida”, se “evidencia la necesidad de
prorrogar la suspensión” de este trámite por parte de los jubilados y pensionados del Sistema
Integrado Previsional Argentino (SIPA) y Pensiones No Contributivas,” por los meses de
noviembre y diciembre de 2020″.
De esta manera -sostuvo la ANSeS- esas entidades tendrán “tiempo suficiente para lograr una
amplia difusión” de los nuevos mecanismos existentes para corroborar de forma remota que los
beneficiarios continúan vivos, “a fin de mitigar el riesgo de aglomeraciones en sucursales y
centros de pago”.
Por otra parte, se aclaró que esta nueva prórroga “no impide que los procedimientos
complementarios no presenciales para el control de fe de vida sean puestos en producción” por
parte de los organismos competentes, “sin que sean de uso obligatorio” por parte de los
jubilados y pensionados.

Leave a reply