Política

Una de las firmantes defendió el proyecto de la polémica: «No afecta la libertad de expresión»

La senadora Ana Almirón (Frente de Todos-Corrientes), una de las firmantes del proyecto que limita las prisiones preventivas de los acusados por corrupción, defendió la iniciativa y sostuvo que pretende regular «el uso abusivo que se hace en los medios» de la información judicial.

El proyecto restringe al mínimo la posibilidad de detener con prisión preventiva a un acusado de corrupción y entre atenuantes que favorecen al acusado incorpora la «publicación de contenidos por parte de uno o más medios de comunicación masiva que pudieran haber afectado la percepción pública respecto del principio de inocencia sobre el afectado por la resolución».

«Las prisiones preventivas vienen siendo un doble arma, un arma de abuso y nosotros con esto queríamos regular; y dentro de esos ítems estaba el uso abusivo que se hace en los medios y que muchas veces las personas que son investigadas se enteran primero por los medios antes que por la Justicia», argumentó Almirón en diálogo con periodistas parlamentarios.

Según la legisladora, el proyecto «no afecta la libertad de expresión». «El juez puede usar como argumento (la influencia mediática) para suspender la prisión preventiva, pero la investigación sigue su curso», agregó.

Visiblemente nerviosa, Almirón concluyó su contacto con la prensa de manera abrupta y pidiéndole a los periodistas que consultaran a su compañera de bloque, la puntana Maria Eugenia Catalfamo, autora del proyecto.

LA NACION intentó hablar durante todo el día con Catalfamo sin éxito. De hecho, la senadora escapó a las apuradas ante el intento de los periodistas de abordarla durante de las reuniones de comisión en las que participó esta tarde.