Interés General

Malvinas en el alma: Elma se acerca a su sueño de despedir a su hijo enterrado en las islas

Elma Pelozo, mamá de Gabino Ruiz Díaz, nunca pudo honrar a su hijo en la tumba identificada en las Islas Malvinas. Viajó al archipiélago en el 97, pero allí aún no reconocían al joven correntino que combatió en la guerra. La Fundación No Me Olvides lanzó una campaña para que pueda volar en un avión sanitario. Su hijo fue clave en la identificación de los cuerpos en Darwin. “A Elma le faltan las piernas, pero le crecieron alas. Quiere cumplir su sueño de despedir a su Gabino, y no vamos a parar hasta lograr que lo haga”, dijo Julio Arco.

“Seguimos sumando voluntades para que Elma pueda cumplir su sueño”, dijo el veterano de Malvinas Julio Arco, referente de la Fundación No me olvides.

Elma Pelozo (80 años) fue la primera mamá que empezó con el programa humanitario.

En 2017 los restos de Gabino fueron identificados gracias al Plan Proyecto Humanitario, luego de un acuerdo entre la Argentina y el Reino Unido. Con el trabajo de la Cruz Roja Internacional y del Equipo Argentino de Antropología Forense se supo finalmente que Gabino descansa en la parcela A, fila 2, tumba 15. Pero Elma nunca pudo visitarla.

“En 2008 la fuimos a ver, dijo que iba a prestarse a colaborar y fue la primera que nos impulsó a buscar datos para identificar a nuestros compañeros caídos. Hoy, por un problema de salud, tiene sus dos piernas amputadas, pero está bien, tiene fuerzas y quiere despedirse de su hijo Gabino. No es una cuestión de dinero, es por el amor a su hijo. Ella ya visitó Malvinas pero no pudo despedirse de su hijo porque no estaba identificado. Fue en el 97… caminaba y caminaba porque no sabía dónde estaba Cambacito”, comentó el veterano de Malvinas convertido en ‘hijo del corazón’ de Elma.

Ya previsto el viaje, que debe darse antes de marzo, Arco admitió: “lo que falta son fondos. El dueño del avión nos cobra el costo operativo y todo el esfuerzo valdrá la pena”.

“Hay varias Elma en el camino, pero hoy estamos con ella para hacerle cumplir el sueño de llegar hasta donde descansa su hijo Gabino. Es fácil y simple la forma de colaborar”, señaló e informó sobre cómo se puede ayudar: solo hay que ingresar al portal de la Fundación www.nomeolvides.org.ar en el link respectivo.

“El Ejercito Argentino la puede trasladar desde Colonia Pando hasta Corrientes”, agregó.

Arco destacó que “el embajador inglés colaboro muchísimo. Ya se puso en contacto varias veces porque nos puso a disposición lo que ella quiere. La idea es que haga el duelo que tiene que hacer”.

“Elma es mi mamá. No tiene las piernas pero tiene alas Las cosas que llevamos para Colonia Pando es el aporte de su hijo Cambacito… es él el que lleva las cosas”, recordó Julio, al borde de la emoción.

Fuente: RadioDos