Interés General

Barbijos obligatorios: cuáles se pueden usar y cuáles están prohibidos

A partir del miércoles 15 de abril, el uso de tapabocas casero será obligatorio en transporte público y comercios. Sin embargo, hay mascarillas que están reservadas para ciertos grupos.

A partir del miércoles 15 de abril será obligatorio en la Ciudad de Buenos Aires el uso de tapabocas en el transporte público y en los comercios cerrados. La medida contempla fuertes multas de hasta $80 mil para quienes no cumplan. También dispone la clausura de comercios en los casos en los que las personas que estén a cargo de atención al público no respeten las recomendaciones sanitarias.

“Si tenés que salir de tu casa te recomendamos usar barbijos caseros así priorizamos los reglamentarios para el personal de salud”, fue el mensaje que difundió el gobierno nacional en sus redes sociales la semana pasada. De este modo, la medida alcanza a quienes concurran a lugares públicos donde otras medidas de distanciamiento social sean difíciles de mantener, como supermercados, farmacias, bancos, transporte público, entre otros.

En este contexto, el Gobierno de la Ciudad prohibió la comercialización de los barbijos sanitarios N95 a cualquier persona que no acredite ser profesional o personal del servicio de salud y a las personas jurídicas que no tengan por objeto la prestación de ese servicio, con el objetivo de no desabastecer el mercado porque hay escasez.

¿Cuáles son las diferencias entre un barbijo N95 y uno quirúrgico?

“Disponemos de dos tipos de barbijos. El primero, conocido como barbijo quirúrgico, lo utilizan los cirujanos y tiene sentido para que el personal de salud se lo coloque y cuando el cirujano opera evita que sus secreciones expongan al paciente. También lo utilizamos cuando hay personas que tienen infecciones respiratorias y se lo colocamos a la persona afectada para que, cuando hable o tosa, no elimine secreciones en el ambiente”, explicó a Infobae Gustavo Lopardo, médico infectólogo ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) (M.N. 74.429).

«Existe otro barbijo o máscara más sofisticada y por supuesto de mayor costo, que tiene poros mucho más pequeños, entran con mucha dificultad acá las pequeñas gotas, pero además tiene la posibilidad de que se sella a todo su alrededor y no entra prácticamente ninguna partícula. Este no solo protege de casi todo microorganismo, sino que si hubiera vapores o humo en el ambiente también nos protege”, aseguró sobre el barbijo N95, que impide el paso del 95% de las partículas.

De acuerdo a la infectóloga Paula Rodríguez Iantorno, el barbijo solo lo debe utilizar el personal de salud en el momento adecuado y los pacientes con síntomas, tanto casos sospechosos o confirmados de COVID-19 como en otras patologías respiratorias: “Deben ser los quirúrgicos, es decir, aquellos que tienen 3 capas, o los N95. Otro material no es suficiente ni está aprobado”.

¿Por qué barbijo casero y no quirúrgico o reglamentario?

Dado que la disponibilidad de barbijos quirúrgicos es limitada, existen alternativas para generar herramientas de uso comunitario, como cobertores de tela. Si bien los barbijos caseros no son equivalentes a barbijos quirúrgicos, estos últimos son suministros críticos que deben continuar reservados para los trabajadores de la salud y todos los que se encuentran en la primera línea de atención a la población, que por el alto riesgo que enfrentan, son la prioridad.

Cada miembro del equipo de salud que contrae COVID-19 no solo se expone al riesgo de complicaciones, sino que también que debe abandonar el trabajo por varias semanas, lo que debilita la capacidad de respuesta del sistema sanitario frente al avance del virus.

De acuerdo al Ministerio de Salud, el uso del barbijo casero puede ser de utilidad para proteger a otras personas justo antes de que se presenten los síntomas. Si la persona padece COVID-19 (o si se sospecha que puede tenerlo) debe utilizar un barbijo quirúrgico y cumplir con todas las normas de aislamiento sanitario para reducir el riesgo de transmitir el virus a otras personas.

¿Es la medida primaria para evitar el contagio de la enfermedad?

La infectóloga Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, recalcó en una conferencia del 8 de abril que el uso de este tipo de barbijo podría generar una falsa sensación de seguridad y que, por eso, hay que insistir en que no reemplaza al aislamiento social preventivo y obligatorio, el lavado de manos, el toser y estornudar cubriéndonos con el pliegue del codo, airear los ambientes o limpiar las superficies. También puntualizó que solo se trata de una medida adicional para disminuir la potencial transmisión del virus a otros, es decir, para proteger a los demás, pero que no es útil para la protección personal.

Y agrego: “Si alguien decide usar lo que se denomina barbijo casero, máscara, tapaboca o cobertor de fabricación casera, tiene que saber algunos conceptos importantes: estos deben tener varias capas de tela, tienen que ajustarse a la cara, son de uso individual, deben poder lavarse y reutilizarse”. Es necesario seguir las instrucciones del Ministerio de Salud acerca del modo de confección, materiales y otros parámetros de seguridad disponibles en su sitio web.

¿Cómo confeccionar un barbijo casero?

A continuación, Infobae propone tres tutoriales diferentes para realizar en casa un barbijo casero. Los tres son reutilizables y lavables.

BARBIJO CON PAÑUELO Y GOMITAS DE PELO

Materiales

  • Pañuelo
  • Gomitas de pelo o banditas elásticas
  • Filtro de café o servilleta

Procedimiento

Paso 1: estirar el pañuelo sobre la mesa.

Paso 2: unir a la mitad el pañuelo. Luego sobre uno de los extremos colocar la mitad del filtro del café.

Paso 3: con las gomitas de pelo, colocarlas desde la punta del pañuelo hacia el medio.

Paso 4: doblar el pañuelo hacia el medio de ambos lados introduciendo un lado dentro del otro.

Paso 5: listo el barbijo casero sin hilo y sin aguja.

BARBIJO CON HILO Y AGUJA

Materiales

  • Hilo
  • Aguja
  • Dos rectángulos de tela de algodón o friselina de 25 cm x 15 cm
  • Dos elásticos o tiras de tela
  • Tijera
  • Regla
  • Alfileres
  • Lápiz
  • Filtro de café o servilleta

Procedimiento

Paso 1: marcar los rectángulos del barbijo sobre la tela y luego recortar. Podés utilizar tela de friselina (las del supermercado reutilizables) o algodón.

Paso 2: hacer dobladillos sobre uno de los bordes largos de 0,5 cm y de los bordes cortos de 1 cm y marcar con alfileres para luego coser.

Paso 3: con el elástico elegido introducirlo en los bordes cortos con la ayuda de un alfiler de gancho. luego unir los extremos.

Paso 4: introducir en su interior la mitad de un filtro de café.

Paso 5: colocar el barbijo casero y ¡listo!

BARBIJO CON MÁQUINA DE COSER

  • Tela friselina, tela algodón, tela gruesa (denim, corderoy o cualquier tela que esté en casa)
  • Máquina de coser
  • Tijera
  • Centímetro
  • Hilo

Procedimiento

Paso 1: cortar dos rectángulos de tela de friselina y tela de algodón de 25 cm x 17 cm

Paso 2: encimar los rectángulos uno sobre otro. El algodón será el exterior del barbijo y la fiselina el interior.

Paso 3: coser los cuatro lados del los rectángulos encimados con puntada recta.

Paso 4: del lado interior del barbijo hacer tres pliegues en ambos laterales de 1,5 cm cada uno con dirección hacia abajo.

Paso 5: cortar dos tiras de una tela más gruesa de 80 cm de largo por 2,5 de ancho, estas serán las cintas con las que luego podremos atar nuestro barbijo.

Paso 6: agregar las tiras cosiéndolas a cada lateral del barbijo.

Paso 7: ¡Listo el barbijo casero! Recordar siempre lavar y desinfectar el barbijo antes y después de usarlo.

¿Cómo se limpia de manera segura un barbijo casero?

El lavado con jabón manual o en lavarropas es suficiente para limpiar adecuadamente el barbijo.

MEDIDAS PARA PREVENIR EL COVID-19

Distanciamiento social. Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o alcohol en gel. Toser o estornudar sobre el pliegue del codo. No llevarse las manos a la cara. Ventilar bien los ambientes de la casa y del lugar de trabajo. Desinfectar bien los objetos que se usan con frecuencia. No automedicarse. En caso de presentar síntomas, NO CONCURRIR AL HOSPITAL, llamar al 107 - 422431 - 416307 y seguir las recomendaciones.